Logo numerev
Cahiers de Psychologie Politique

Si en política mexicana había una verdad incontrastablemente cierta era que el emporio TVcrático deambulaba políticamente intacto y ufanamente triunfal desde su arranque aquella lejana tarde del 26 de julio de 1950 ; pero 62 años después, el mediodía del lunes 13 de mayo de 2012, esa edénica trayectoria fue resquebrajada.

Las cosas empezaron dos días antes, el viernes 11, cuando se engendró un movimiento de estudiantes para repeler un típico linchamiento de los medios de información masiva (MIM) con los noticieros de TV como ariete y del PRI para deslegitimar, empequeñecer y envilecer cuestionamientos estudiantiles al candidato del pri en la Universidad Iberoamericana, institución de paga.

Fue una intempestiva y diligente inconformidad de quienes nacieron a inicios de los 90 ; una enérgica resistencia, aunque parcial, al troquelado del homo videns ; un sonoro y enérgico bofetón del mexicano joven, un escupitajo al mote de pesimistas y apolíticos con que los hemos caracterizado ; una exhibición de su cáustica inconformidad contra el sistema político de los 70 al presente. Con ello mostraron que no sólo no se caracterizan por apoliticidad y presentismo nihilista, sino que además son refractarios al poder tvcrático, lo que constituye una prometedora visión de lo que harán en su adultez en la política y la cultura toda. Son la simiente de un mexicano menos crédulo y refractario ante el influjo TVcrático.

Momentos clave

El lunes 14 de mayo 131 estudiantes de la Ibero circularon por redes colectivas un video en que mostraban sus credenciales exclamando no somos porros ni somos infiltrados sino estudiantes de la Universidad iberoamericana. ¿A qué respondían ? escuetamente dicho, a la campaña desplegada por el PRI desde Televisa en contra de ellos, porque el viernes 11 Peña Nieto (que meses antes había anunciado y cancelado dos veces su visita como parte de su campaña, irritando a franjas estudiantiles) con soberbia respondió a la exigencia estudiantil por explicar la barbarie represiva 5 años antes en Atenco, cuando gobernaba el Estado de México :

Tomé la decisión de emplear el uso de la fuerza pública para restablecer el orden y la paz y que, en el tema, lamentablemente hubo incidentes que, fueron debidamente sancionados y que los responsables de los hechos fueron consignados ante el poder judicial. Pero reitero, reitero, fue una acción determinada personalmente, que asumo personalmente, para restablecer el orden y la paz en el legítimo derecho que tiene el estado mexicano de hacer uso de la fuerza pública, como además debo decir, fue validado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación ; muchas gracias !

Esa misma noche en el noticiero de Televisa canal 2, el entonces presidente del PRI Pedro Joaquín Coldwell (hoy secretario de Energía y empresario gasolinero de siempre) tildó a los estudiantes de “provocadores” y que no parecían estudiantes de la UIA ; lo mismo asestaron el entonces vocero del PRI Eduardo Sánchez (hoy de la Presidencia) y el senador del PVM Arturo Escobar :

No tenemos la menor duda, venía acarreado, venía armado, venía orquestado por el grupo de Andrés Manuel López Obrador, tenemos información de que inclusive ayer en la noche el grupo MORENA o estos grupos MORENA y El PRD y en sí la gente de Andrés Manuel, estuvieron volanteando cerca de la Ibero, inclusive dentro de la universidad, para buscar desestabilizar el evento.

Pero sobre todo, también esa misma noche el entonces candidato Peña Nieto :

Estos eventos de provocación parecieran y presumiblemente están orquestados desde, eh, la oposición, Desde el partido de la izquierda, creo que esto está derivado del tiempo que queda de la campaña, de cómo se observan hoy las preferencias, aún cuando no se quieran reconocer por algunos…

De modo que ese tono despectivo por los priristas y su correspondiente magnificación por la televisora, construyeron el #Soy 132 ese lunes 14.

El siguiente domingo Rafael Cardona, columnista gobiernista comentaba en Canal 5 :

(...) la respuesta de Enrique, con la cual se puede o no se puede estar de acuerdo, en relación con lo de Atenco, fue casi una copia a la calca de la explicación de Gustavo Díaz Ordaz en el quinto informe de gobierno de 1969, sobre lo que había ocurrido : "¡yo fui el responsable !".

Pero dos días antes, el viernes 18, estudiantes del ITAM y de la Universidad Anáhuac realizaron el primer mitin en instalaciones de Televisa reprobando su parcialismo gubernamentalista. Tras el plantón doble de ese viernes, el zar de las noticias de TeleviSA Joaquín López Dóriga, en intento por desinflar la presión en contra, ofreció entrevistarlos al otro día, sábado por la mañana en radio. Pero le fue rechazado con el argumento estudiantil de que el agravio desde TeleviSA lo habían sufrido en horario televisivo estelar, no radial y de escaso raiting.

Insólito fue que esa noche J. López Dóriga se limitó a informar en pantalla la inconformidad de los universitarios en ambas sedes del emporio televisivo, mostrando además pancartas incisivamente críticas a la empresa, lo insólito fue que habló sin “editorializar” (es decir, sin reprobaciones paralingüísticas o comentarios sarcásticos colaterales, como es habitual por los locutores) y además como primera noticia.

En esa misma emisión del viernes 18 apareció Peña Nieto avalando y circunscribiendo la inconformidad estudiantil, arguyendo que también gobernaría escuchando a quienes se le oponían.

He aquí lo singular : nunca antes un movimiento de inconformidad ciudadana había logrado, desde sus inicios, que la pantalla de TeleviSA informara de manera imparcial, y menos aún siendo la TV misma el blanco de la crítica. Otro tanto sucedió a los dos días, domingo 20, en al menos 2 de las repeticiones en Canal5 : ForoTV y además también por la mañana del lunes 21 con el "comunicador" C. Loret de Mola.

Todos informaron sobre la inconformidad universitaria antiTeleviSA con semblante de palo. La tempestad del movimiento pasmó sus habituales sarcasmos e ironizaciones a los movimientos de inconformidad.

Todo eso encarnó un hecho al parecer insuficientemente calibrado : sumando los casi 40 millones de mexicanos que miraron/escucharon esa información antiTVcrática esa noche del viernes 18, más el quizá medio millón que la vieron/oyeron en las emisiones durante el domingo 20, sumados además los aproximadamente 5 millones del lunes 21, ello propagó el conocimiento del Soy#132 a poco más de 45 millones de personas, sin llamarlos revoltosos, porros o provocadores.

Fue una contribución a forciori al esclarecimiento del vínculo entre TeleviSA y PeñaNieto, esclarecimiento que no común para la percepción de tal cantidad de TVespectadores quienes, muy en contraste, son sometidos al tejido diario de mentiras, ocultamientos y verdades “editorializadas” de los lectores de noticias en la pantalla.

Heredamiento a la tiranía TVcrática

Ahora bien ¿hubo algún influjo del #Soy132 en la atmósfera preelectoral ?

Desde luego que sí : nada menos que un drástico cambio en las tendencias del voto, especialmente visible el miércoles 30 de mayo ; apenas 19 días después de estallada la inconformidad estudiantil.

Por la mañana de ese miércoles tenía lugar la primera asamblea del movimiento en el campus central de la UNAM con más de 5 mil asistentes de 54 universidades, tanto públicas como privadas y organizadas en 15 mesas temáticas. Repudiaron declarar una huelga nacional estudiantil, proclamarse antipartidistas pero no apolíticos y desplegar el descontento ante la candidatura del candidato TVcrático del PRI (el actual presidente) y sin inclinarse por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), acuerdo suscrito por 95 representaciones universitarias.

En esa mañana el diario Reforma publicó una encuesta en que AMLO repuntaba en las encuestas de intención de voto y por la noche tanto MilenioTV y Canal 2 (ambos de TeleViSa) mostraban lo mismo : AMLO adelante de la candidata de la derecha por primera vez a lo largo de toda la campaña, y disminución de la ventaja del prirista.

Concurrentemente en su noticiero de Canal 2, el de mayor raiting, el zar de las noticias J. López Dóriga iniciaba una campaña de lodo contra AMLO, “informando” de un supuesto acopio secreto de 6mdd para su campaña en una cena de empresarios. Esa misma noche más tarde, los opinadores-locutores C. Loret de Mola, Ciro Gómez L, J. López Dóriga, C. Marín y Denise Merker, y Leopoldo Gómez, alto ejecutivo de noticieros TeleviSa, Tercer Grado, en el programa semanal portavoz del TVemporio (cuya transmisión semanal duró 8 años) destinaron una sección a detallar, con saña concentrada, los pormenores de un supuesto acopio de dinero para AMLO. Esa noche los 6 vocingleros exhibieron este comportamiento verbal en la pantalla :

Como es comprensible, durante ésa como en toda ocasión desde la pantalla, lo que ha importado no es si se evita mencionar a AMLO, sino la inducción de mostrarlo incisiva y repetitivamente con ironía y despectividad. Desde luego realizar un análisis del lenguaje no-verbal de los locutores en la misma emisión) arrojaría resultados más reprobatorios aún de ellos contra él.

En reacción al cambio de tendencias en la intención de voto, al día siguiente el jefe de campaña de J.Vázquez Mota, entresacando un trozo de un discurso de AMLO en un mitin en Tlatelolco ante jóvenes el sábado anterior, “denunciaba” delirante una supuesta promoción de vía violenta para cambiar al país. Lo mismo repitió desde entonces la candidata y lo esparció como spot en radio y TV. Y tras del PAN siguió el PRI pues desde el lunes 28 en Canal 2 un diputado del tricolor señaló a AMLO “peligro para la nación”.

Pero esta vez la guerra de lodo, eficaz durante marzo-junio de 2006, fracasó por cuenta doble : por lo endeble de la acusación sobre la supuesta petición de aportaciones en aquella cena consabida y porque no hubo ni una comprobación de lenguaje “violento” por AMLO en los casi 90 días, quien además usó una acentuada lentitud al hablar y un semblante sonriente y relajado en las entrevistas.

En sinopsis : el #Soy 132 contribuyó poderosamente a dificultar el previsible triunfo de Peña Nieto quien contaba, reiterando, con una campaña tan encubierta como insistente desde 5 años antes, implantando su imagen a favor (y simultáneamente la de AMLO como una amenaza) en la mentalidad del mexicano promedio. Y es que el mexicano promedio nos caracterizamos por algunos rasgos valorales : creemos fanáticamente en milagros de la virgen de Guadalupe, presenciamos casi 3 horas diarias de TV predominantemente noticieros, telenovelas, deportes -sobre todo el fracasante futbol- y musicales (sólo 1 % miramos información política), leemos cuando mucho un libro por año ; sólo 32 % usa internet y de este 32 por ciento casi dos tercios la usan a diario entre 1 y 2 horas ; 81 % ingresan sea para buscar, distraerse, chatear o “enviar/recibir” palabras, y sólo 1 % navega para investigar (y la información política requiere de eso, de investigar fuentes y comparar puntos de vista). Además casi 40 % nunca leemos periódicos y del 60 % restante, la mitad lee preferentemente periódicos de deportes, espectáculos (“del corazón”) y policiacos ; complementariamente casi la mitad de los mexicanos nunca leemos revistas y las preferidas son las de espectáculos (CONACULTA, 2010).

Y no se trata de sugerir que el mexicano promedio sea tonto, estúpido o irracional o autómata de la televisión. No. Simplemente somos desinformados, ágrafos, semianalfabetas funcionales y crédulos y en tal virtud, ás expensos al influjo TVcrático : el 67 % se entera de política mirando noticieros de TV y sólo el 23 % se entera mediante la radiodifusión, y un escaso 10 % leyendo periódicos (CONCULTA, 2010).

Redes colectivas y TVinflujo

Respecto al efecto de la información en la redes colectivas y el de la TV en la percepción y expectativas políticas, lo primero por acentuar es que en las redes existe un genuino proceso comunicativo ; es decir, los emisores están al mismo nivel de alcance que los receptores, en marcado contraste con lo que ocurre en las emisiones desde pantalla y sus receptores, en las que sólo hay un flujo unidireccional y vertical descendiente.

Pero la cantidad de usuarios es muy escaso y probablemente transcurran demasiados años antes de que al menos 2/3 de la población ciudadana cuente con ingreso diario a la red. Eso presupone que la población cuente con decenas de millones más de aparatos de uso diario y que además la navegación se concentrara en asuntos políticos. Pero no es así hoy día ya que, reiterando, de acuerdo a estudios recientes si bien poco más de 30 millones de personas ingresan diario a la red, sólo un pequeño porcentaje de ellos hace algo distinto a “chatear”, distraerse, jugar o mirar pornografía ; es ese pequeño porcentaje el que ha colmado el flujo de twits y en Facebook con denuestos, ironizaciones e información contra los partidos y personajes de la derecha.

Por ello puede decirse que hubo un desmedido optimismo sobre sus alcances, ya que haber ironizado, criticado o ridiculizado a TeleviSA, PRI y Peña Nieto por la WWW casi a diario durante esos 19 días y los siguientes hasta el de la elección, impactaron escasamente en la decisión del voto poblacional hacia Peña Nieto y Josefina Vázquez Mota.

Muy otro fue el caso de la presencia y palabra de los jóvenes en las calles, alzados contra la TVtiranía.

Con las marchas, plantones, cercos y mítines, tanto como en la innumerable cantidad de entrevistas incluida la TV, convencieron a millones de personas sujetas por su credulidad ante la TVpantalla noticiosa. A ellas fue exitoso hablarles convincente, reiterada y aclaratoriamente por fuera de las redes colectivas.

Y es que parece necesario contrastar que una cosa es credibilidad y muy otra la credulidad.

Credulidad se entiende como calidad de crédulo ; que cree fácilmente (Pequeño Larousse, 1994 p284 y Diccionario Enciclopédico, 1986 p518) ; es asumir o aceptar ideas como precepto o creencia incuestionados, emparentado con la aceptación incuestionada o indudable de creencias, reglas y prescripciones, muy propias de la fe religiosa en que toda duda o escepticismo son inadmisibles, ya que se aceptan como ineluctables e indiscutibles los designios de orden supranatural, divino o de autoridad incuestionada, en palabras escuetas : credulidad es una forma extrema de subjetivismo contemplativo, acrítico.

En contraste la credibilidad equivale a una modalidad de la conciencia fincada en la verificabilidad, una opinión o aceptación reflexionada de ideas sujetas a comparación, sea desde el escepticismo, la duda y que se aceptan en función de qué tanto se confía analítica, reflexivamente en la fuente, en la vía o el mensaje.

Puede afirmarse que la TVcracia en México ha ejercido expansivamente una eficaz inculcación de credulidad, lo que constituye un filtraje y mediación de valores que hacen entendibles tanto nuestro presente como nuestro pretérito y desde luego también apetecer o tolerar los futuros.

De modo que el boquete fue múltiple : tanto a la campaña del prirista y la panista, como al solapamiento y complicidad de las televisoras, pero también fue una sacudida a la credulidad de las audiencias.

Por ello, si bien las raíces del tejido comunicativo de los universitarios surgieron en las redes colectivas, el efecto anti TVcrático en la percepción poblacional, cabe reiterar, fue la irrupción de la inconformidad universitaria antiTVcrática en calles, y su consecuente aparición en los medios masivos de información.

Algunos momentos significativos

El trayecto alcanzó momentos significativos :

Mayo 11 viernes :

El equipo prirista de Peña Nieto, como ingrediente de la campaña, infiltra en el auditorio de la UIA estudiantes y exestudiantes de opinión consonante, impidiendo la entrada a un número enorme de estudiantes, inconformados por ello ; pero además intentaron pagar alumnos para que preguntaran a conveniencia.

Al terminar su exposición tuvo lugar el áspero interrogado sobre su represión contra Atenco en mayo de 2006 como gobernador del Edo. de México y después de su exaltada justificación del uso represivo, arguyendo además la falsedad de que había sido validado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y que “los incidentes” –violaciones, allanamientos, amontonamiento de detenidos y negación de servicios médicos— condujeron a que “personas” fueran castigadas por ellos. Tal respuesta originó abucheos multitudinarios y fue sacado por sus guardaespaldas por una puerta trasera.

Su equipo confeccionó al vapor videos que omitieron la inconformidad de los universitarios contra el candidato y mostrando a quienes lo miraron con aprobación y se difundieron mediante noticieros de TV. Esto, junto a la consabida condena con el presidente prirista P.J. Coldwell a la cabeza llamándolos infiltrados, provocadores y no estudiantes. El prirismo exhibía su diáfano talante autoritario y represivo.

Entre esa noche del viernes 11 y hasta la tarde del lunes 14, fueron tildados “turba de fascistas intolerantes”, “porros”, “acarreados” (así los calificó el exideólogo de medios del Salinismo y profesor de la UIA misma, José Carreño Carlón) y les impusieron un inmediato cerco informativo con ediciones nacionales de La Prensa y Sol de México al frente.

En 2007 Peña Nieto estuvo en esa universidad cuando aún humeaba la represión en Atenco y enfrentó entonces una reprobación leve y escasa ; de modo que no sólo su presencia, ni sólo la actitud estudiantil crítica en la UIberoAmericana fueron lo que detonó el movimiento, sino el trato subestimativo en los MIM.

Desde entonces Peña Nieto canceló todo encuentro con estudiantes universitarios y fue el único de los 4 candidatos que no asistió al debate del martes 19 de junio organizado por el Soy#132.

Lunes 14

131 estudiantes de la UIA subieron a la red el ya célebre video mostrando sus credenciales, video con el que no sólo disolvieron con diestro y certero revés el cerco y distorsión informativos ; arrinconaron al duopolio TVcrático mediante movilizaciones imaginativas e incisivas, esquivando engaños, chantajes, infiltraciones y corruptelas.

Miércoles 16

E n la UIA nace el movimiento interuniversitario de instituciones privadas. Acordaron la marcha a TeleVISA el viernes siguiente y convocaron a universidades públicas. Para el jueves 17, reunidos en el parque México, 15 universidades, tras 7 horas de deliberaciones, acordaron estatutos iniciales y las expresiones de descontento ante TeleVISA.

Viernes 18

Ante TeleVISA Santa Fe se congregaron alrededor de 400 estudiantes y casi mil en San Angel ; en ambos sitios los temas centrales fueron el manejo estigmatizante de la información sobre su inconformidad y el fomento TVcrático a Peña Nieto.

Mayo 19 :

Marcha antiPeña Nieto con 50 mil personas del Zócalo a la Columna de la Independencia. La organización no fue del Soy#132.

En Monterrey 500 jóvenes se expresaron en la explanada de los Héroes contra Peña Nieto.

Martes 22

TeleVISA abre la pantalla, con Loret de Mola al movimient intentando ironizarlos, ridiculizarlos y exhibirlos como controlados por las huestes perredistas. La agilidad de respustas-preguntas de los estudiantes lo impidió e hizo ver fracasada su voracidad inculpante.

Miércoles 23, Día del Estudiante :

S e reúnen más de 20mil estudiantes en el DF en av. Reforma frente a la Estela de Luz llamada SuaviCremiCorrupción.

En Monterrey 600 estudiantes de 5 universidades particulares marcharon con mantas y carteles contra la manipulación proPeña Nieto de TeleVISA. Meses antes en la ciudad el ejército había asesinado a estudiantes, endilgándoles complicidad con el mundo delictivo desatando con ello una oleada de indignación entre universitarios de instituciones privadas.

Mayo 30 :

Día que marcó un antes y un después en el trayecto preelectoral.

Por la mañana la primera asamblea del movimiento en islas de CU-UNAM, con más de 5 mil asistentes de 54 universidades, tanto públicas como privadas ; acordaron repudiar una huelga nacional estudiantil. Se proclamaron antipartidistas aunque no apolíticos y desplegar el descontento contra la candidatura del PRI y su candidato TVcrático y rechazaron definirse en apoyo a AMLO. Un acuerdo de 95 representaciones universitarias menos tres : ITAM, UP y Universidad Anáhuac.

Mayo 31 :

Concentración en el IFE para exigir un tercer debate entre candidatos y transmisión en “cadena nacional”.

Junio 1

Huestes priristas en Colima golpearon estudiantes marchistas antiPeñaNietistas ; el PRIdinosaurio en acción plena.

Junio 6

Protesta en la Cofetel en contra de permitir al duopolio de la TVcracia el concesionamiento de frecuencias. Hasta este día habían sido agredidos por priristas en casi 10 estados.

Junio 13

Se realiza la “Fiesta por la Luz”, miles marchan con velas y lámparas y rodearon iluminando de manera simbólica, las instalaciones de TeleVISA.

Julio 12

T oma simbólica por 24 horas de instalaciones de TeleVISA Chapultepec. No obstante posterior al día de la elección, la repercusión alcanzó niveles de noticia internacional, en especial adversa al candidato del PRI.

Una arista de la indignación poblacional

Cabe reiterar que el de esta franja de jóvene, desde aquel mayo 11 fue un grito de indignación contra uno de los poderes fácticos que había salido ileso ante todas las formas de inconformidad desde iniciada la crisis a mediados de los 70, y precisamente cuando asestaba su golpe político más ambicioso : empujar con fuerza a un político gris a la presidencia.

No obstante lo controversial de afirmar que la TVcracia no impuso presidente sino que sólo promovió o indujo, si bien con fuerza inusitada desde un lustro antes la aceptación encubierta de Peña Nieto, esa promoción haría innecesaria una imposición jurídica, política, militar o policiaca, y también escasamente necesario un manejo fraudulento el día 1 julio.

Y más de subrayarse es que quienes emprendieron la indignación pública contra el maridaje PRI-TeleviSA fueron jóvenes que no son NiNi´s (ni sin trabajo, ni sin escuela) sino universitarios y además predominantemente de escuelas privadas ; es decir, jóvenes con alta instrucción, sin preferencias partidarias, sin carencias económicas y que en su mayoría conviven en entornos muy alejados del pensamiento crítico y/o de izquierda. Y también son el sector ciudadano de menor edad y el menos golpeado por la crisis.

Si bien no fue un movimiento de las grandes masas juveniles, y ni siquiera estudiantiles, en buena medida, movilizándose contra la tiranía TVcrática y prirista, adelgazaron los anatemas endilgados de acríticos, presentistas, antiutopistas, alejados de la lectura, devora-imágenes y, sobre todo, apolíticos autocontemplativos.

Después del movimiento derrotado del CGH de 99-2000 en la UNAM, esta franja de jóvenes indignados encarnaron la continuidad de las reacciones poblacionales contra la prolongada crisis iniciada en los 70, pero en especial fueron un enérgico alarido contra la globalización neoliberal, implantada desde mediados de los 80. Sacudieron la conciencia del casi 70 % de los mexicanos quienes sólo percibimos el presente a expensas del prisma inculcativo de los TVnoticieros.

Y vaya que alcanzaron varios momentos sonoros : interlocución y respuestas afirmativas de TeleVISA y TVAzteca para transmitir en sus canales y en tiempos de mayor audiencia, por primera vez en la historia, el debate de los candidatos presidenciales del domingo 19 de junio.

Además orillaron tanto al presidente de las televisoras de cable (CANITEC) y al mismo propietario de TeleVISA, Azcárraga Jean, a expresar su anuencia por abrir una tercera televisora en espectro televisivo del país en los últimos días de mayo.

Por su parte el IFE les contesta a fines de mayo, en lenta reacción, que no podrá convocar a un tercer debate de candidatos presidenciales ;

Y logro culminante fue la realización del debate (al que Peña Nieto no asistió) difundido por WWW y algunas radiodifusoras el martes de junio 19 ; si bien quienes lo siguieron por la WWW no llegaron a 100mil y tal vez sólo otros 300mil por la radio.

Aunque el de mayor relevancia fue desde luego haber cambiado drásticamente las preferencias de voto y con ello las estrategias propagandísticas del PRI (y en cierto modo, la extensión de los tejemanejes de compra y coacción fraudulent de voto).

El implacable poder TVcrático

Algo que llama poderosamente la atención es que, como Javier Solórzano plantea en “Tenemos el Poder”, cinta sobre el rocgrupo Molotov : la televisión es el único poder fáctico que se mantenido intacto. Y nada más cierto hasta entonces.

Nunca antes de mayo y junio de 2012 hubo expresiones multitudinarias para inconformarse única o predominantemente contra los poderes TVcráticos. Ha habido atisbos :

i) la huelga sindical universitaria de 1977 condenó la alianza Soberón-Televisa por las clases extramuros y antihuelga, pero no fue ni temática central ni mucho menos motivo de lucha,

ii) durante la campaña panista de 1988 por Maquío, hubo incluso plantones frente a TeleviSA-Chapultepec acusándola de proprirista, y fue promovido además un tenue boicot contra la pantalla,

iii) cuando la huelga del CGH en la UNAM 1999-2000 aparecieron varias veces cánticos, carteles, pintas y algunas mantas críticas a la TVcracia,

iv) durante la movilización de 2005 contra el desafuero de AMLO y más aún en el criticado plantón postelectoral de Reforma en 2006, se multiplicaron las menciones críticas contra la TVcracia, y en reacción, desde entonces en pantalla aumentaron frecuencia y tono de los anatemas contra AMLO y la izquierda,

v) en septiembre 11 de 2007 tuvo lugar una inédita comparecencia masiva de locutores y opinadores empleados del duopolio contra los senadores, en una cargada para arremeter irónicos y desafiantes contra una propuesta regulatoria sobre la contratación de propaganda electoral pagada en la pantalla. La medida restrictiva finalmente fue aprobada. Pero ello desató desde esa misma noche una avalancha subestimativa en las pantallas, que a su vez, desde luego intensificó la opinión pública reprobatoria contra los congresistas. Nadie, desde luego, defendería el trabajo acomodaticio y convenenciero de diputados y senadores ; pero en cambio no se insiste en el papel de ocultación y distorsionante de la TV ante sucesos históricos como el genocidio de 1968, la guerra sucia de los 70, el enriquecimiento de la aristocracia prirista, o el perpetramiento del fraude electoral presidencial de 1988, entre muchos hechos más.

vi) El Teletón por primera vez en sus 17 años de iniciado, explicitó en este diciembre de 2014, justificaciones en pantalla ante la abrumadora crítica por su mercantilismo exacerbado de la compasión lastimera y mecanismo de evasión de impuestos, crítica palpable tanto en las redes colectivas como en la prensa, pero además de organismos internacionales, ya que la atención a las discapacidades debe emprenderla el gobierno como una política de salud pública -con apoyo de empresarios. y no como sucede con el Teletón y sus centros de atención, esto es : negocio de particulares con protección gubiernamental.

vii) la cadena antiTV$A en las calles, promovida y encabezada por CCS y el senador Javier Corral en abril 26 de 2014 que, aunque escasa, de exigencias, críticas y demandas erráticas, fue otro episodio público contra el poder tvcrático.

Pero, no obstante el movimiento en su contra, la fortaleza del duopolio es sólida y expansiva : cuenta hoy con un puñado de legisladores fieles : 9 diputados y 5 senadores, todos militantes de sólo 2 partidos, el PRI y el PVEM y todos vinculados o con TVAzteca, TeleviSA o la CIRT, la llamada telebancada, que obtuvo, en pleno torbellino universitario en contra, que la CoFeCo en los primeros días de junio de 2012, aprobara la unificación TelVISA y TVAzteca en torno a Iusacell, hoy disuelta tanto para evadir el criterio de “preponderancia” en tanto empresa monopólica, como para realizar un macronegocio con la reciente venta a la norteamericana ITT.

Otra muestra de la fuerza TVcrática fue una paradoja siniestra : siendo el principal objeto en contra del movimiento universitario, eso sólo ameritó ser nota importante y sin estigmatizaciones en los TVnoticieros sólo en tres días : mayo18, 20 y 21.

Pero uno de los indicios más elocuentes de la magnitud de esa fuerza se expresó en los dos debates oficiales de los contendientes por la Presidencia : imperó un silencio sepulcral por los 4 candidatos respecto al duopolio TVcrático.

Final

Varias cosas hay por decir respecto al #Soy 132, por ejemplo que no fue un movimiento reivindicativo, que fue un estallido nacido entre jóvenes de estratos de altos ingresos o que no optó por una vía electoral, en pleno tiempo de elecciones. Aquí sólo se subrayaron algunos aspectos.

Tal vez el de mayor resonancia fue que cambió desde aquel viernes 18 mayo el "estado de ánimo", la “conciencia” o la percepción poblacional : de una perspectiva, complaciente derrotista y conformista respecto al triunfo inevitable de Peña Nieto : " sin duda ganará", a otra muy distinta : "quién sabe si de veras ganará..."

Ese cambio de la percepción poblacional no sólo adelgazó la intención de voto al prirista sino además expandió la incertidumbre sobre quién ganaría y sólo colateralmente incrementó la intención de voto por AMLO. Sin embargo no alcanzó a incidir en los llamados "indecisos" cuyo número, hacia fines de mayo, según la mayoría de las encuestas, había disminuido.

Cabe pensar que, de haberse desplegado el movimiento unas dos o tres semanas antes, es pensable que la opinión pública tendiera hacia algo como un “no votaré por PRI-TeleviSA” o “votaré por la izquierda”. A expensas de ello se puede deducir que el prirismo desató mecanismos complementarios más voraces de compra y coacción del voto.

Es sostenible también que el sedimento crítico del #Soy132 explica en considerable proporción que Peña Nieto es el presidente con menor índice de aprobación poblacional al inicio de un sexenio. Y es que, en efecto, apenas cumplido el primer tercio de su gestión, todas las encuestas muestran el rechazo a su figura y, en consonancia con su rudimentaria intelectualidad, derroches suntuarios, e inexperiencia política, lo han indiciado internacionalmente como uno de los mandatarios más desacreditados.

Pero tal vez la enseñanza más sustanciosa que el movimiento aportó es que hoy, para avanzar en política, además de exhibir la manipulación de la tiranía TVcrática, es menester adelgazar la credulidad poblacional hacia voces y personajes de la TVcracia misma ; enfrentar tanto a la autocracia como a sus rehenes. Sin ello es en extremo difícil contar con una opinión pública a favor, un ingrediente que todo movimiento de inconformidad y exigencia debe considerar si de obtener cabalmente sus propósitos se trata : sin contrarrestar a la tiranía TVcrática no hay triunfos factibles. El impacto del #Soy132 en los datos generalizados sobre intención de voto desde mayo 30 del año electoral lo testimonió con nitidez.

Desde luego son imprescindibles despliegues imaginativos, como los cercos a instalaciones, sin obsesiones insistentes en marchas, bloqueos o paros escolares ; y desde luego el ágil uso de canales informativos no convencionales, como el desplazamiento en las redes colectivas digitales.

En palabras escuetas, el #Soy132 esclareció con elocuencia que no basta blandir candideces estilo “haz patria, apaga la Tele…

El Polifemo TVcrático fue significativamente estremecido.

Alduncín, Enrique ((2011) Valores y Desarrollo, Rev. Este País, núm.242 : México, junio, pp 28-32.

Alvarez B., Alejandro (2004) Un Balance de Período y sobre la Coyuntura Internacional y Nacional. Colectivo Corre La Voz. México, D.F.(2009) Un Balance de 25 años de Teoría, Práctica y Mitos Asociados al Neoliberalismo en México. México.

CONACULTA (2010) Encuesta Nacional de Hábitos y Consumo Culturales. México.

Díaz, M., J. (2010) Confianza en el Gobierno. WVS y ASEP/JDS : España

Durand P., Víctor Manuel (1998) La Cultura Política de los Alumnos de la UNAM. México : UNAM/Miguel AngelPorrúa.

IMJUVE (2011) Encuesta Nacional de la Juventud. IMJuve/SEP : México.

IMJUVE (2008) Encuesta Nacional de Juventud 2005. México.

IMJUVE (2008) Encuesta Nacional de Violencia en las Relaciones de Noviazgo 2007. México.

IMJUVE/IIJ-UNAM (2012) Encuesta Nacional de Valores en Juventud. México.

Mejía Madrid, Fabricio (2013) nación tv ; la novela de Televisa. Editorial Grijalbo : México.

Sartori, Giovanni (2000) Homo Videns ; la sociedad teledirigida Taurus : México 7a reimp.

Villamil, Jenaro (2001) El Poder del Raiting. Plaza y Janés Edtrs. : México.

Notas periodísticas de los diarios Reforma y La Jornada y la revista Proceso

Programa Tercer Grado, TeleviSA, programas durante 2012.


Tweet